Blog

Odontología Conservadora

Odontología Conservadora

La prevención es el mejor tratamiento.

Priorizamos la conservación de tus dientes con tratamientos mínimamente invasivos.

Los problemas bucales, afectan a todo el cuerpo, por eso es esencial para tu calidad de vida y para mantener tu salud el procurar que tu boca y tus dientes se encuentren sanos. El objetivo de la odontología conservadora es la reparación de los dientes dañados por caries, fracturas, traumatismos o erosiones, en todas sus fases. El tratamiento se basa en la eliminación de los tejidos afectados y en la posterior reconstrucción de las piezas dentales.

CARIES

Es un proceso destructivo del diente que en principio no presenta síntomas, pero, a medida que avanza y se aproxima al nervio, provoca sensibilidad al frío y posteriormente también al calor. Finalmente, la sensibilidad se acaba transformando en dolor. Si el nervio no ha quedado afectado, el tratamiento adecuado es una obturación o reconstrucción, dependiendo de la magnitud de la caries.

ENDODONCIA

Es un tratamiento que consiste en extraer el nervio (pulpa) de los dientes. La caries dental suele ser la patología que requiere como tratamiento una endodoncia, aunque pueden existir otras como el traumatismo dentario, desgastes intensos o infecciones periodontales.
La inflamación del nervio (pulpitis) causa dolor. Si no detenemos el proceso, el nervio se muere y posteriormente se infecta, llegando también a infectar al ligamento y hueso que rodean el diente (periodontitis apical).

CUANDO TUS DIENTES SE INFECTAN Y DUELEN

Un absceso dental puede ser una complicación de la caries dental y también puede ocurrir cuando un diente se rompe o recibe un golpe ya que las aberturas en el esmalte dental permiten que las bacterias infecten el centro del diente (la pulpa) ocasionando inflamación, acumulación de pues y un dolor intenso. El dolor puede desaparecer si la pulpa del diente muere, pero la infección puede permanecer activa y seguir diseminándose reapareciendo el dolor y destruyendo el tejido que rodea al diente.

ENDODONCIA TRATAMIENTO DE CONDUCTO

La endodoncia o tratamiento de conducto es una manera segura y efectiva de eliminar el dolor, frenar o evitar la aparición de una infección y de salvar un diente dañado que de otro modo tendría que ser extraído. Consiste en la eliminación de toda la pulpa del interior de la pieza dentaria, para posteriormente rellenar los conductos pulpares, al interior de la raíz del diente, con un material que los mantenga sellados y libres de bacterias y contaminantes.

¿Tienes alguna duda? Consulta a nuestro Especialista en Endodoncia

Hablemos

¿Quieres pedir cita para tu primera visita gratuita?

Solicitar

0 Comentarios