Prótesis Dentales

Perdemos dientes por diversas causas, ya sea por caries, enfermedad periodontal, desgaste o traumatismos, y esta pérdida produce varias consecuencias:

  • El hueso donde se alojaban los dientes tiende a reabsorberse.

  • Los dientes vecinos del diente perdido suelen moverse hacia el espacio vacío. Las alteraciones en la posición de los dientes pueden provocar lesiones en la articulación de la mandíbula.

  • Al moverse los dientes vecinos, dejan de estar en contacto entre ellos y empaquetan alimento, provocando caries en estas piezas o inflamación de la encía.

  • Al faltar piezas, las existentes tienen que trabajar más.

 

Por ello es muy importante su reposición mediante prótesis. Las prótesis pueden ser unitarias (sustituir un solo diente), parciales (sustituir varios dientes) o completas (todos los dientes), removible, “de quita y pon” (esqueléticas y prótesis parciales o completas) y fija (el paciente no se la puede quitar y se apoya sobre los dientes permanentes (puentes) o sobre implantes).

 

Tipos de prótesis sobre implantes

Existen diferentes formas de reponer los dientes que faltan con implantes. Estas prótesis pueden ser desmontadas por el dentista pero son fijas para el paciente.

  • Fundas unitarias: cuando tan sólo falta un diente, el implante sustituye a la raíz, colocando una funda metal-cerámica sobre el diente.
  • Puente sobre implante: para sustituir un tramo de varios dientes se colocan menos implantes y, sobre ellos, un puente metal-cerámico (varias fundas unidas) o de zirconio (más estético).

 

Tipos de Prótesis de arcada completa

Se usan cuando faltan todos los dientes de una arcada o de ambas. El tratamiento a realizar es un poco más complejo ya que hay que reponer una serie de determinantes funcionales y estéticos que permitan recuperar el aspecto normal de una persona desdentada. Según el caso se podrá rehabilitar al paciente con tres tipos de prótesis:

  • Prótesis de metal cerámica o de cerómeros: se usa en aquellos casos que no se requiere un soporte labial importante.
  • Prótesis híbrida: Ésta se compone de una estructura metálica a modo de “alma o esqueleto” sobre la cual irán los dientes y la encía de resina. Este tipo de prótesis está especialmente indicada cuando se da la reabsorción del maxilar o mandíbula y necesitamos darle un soporte al labio. También está indicada para evitar que se vean unos dientes excesivamente largos.
  • Sobredentadura: están indicadas para aquellos casos en la que la atrofia del hueso es tan importante que la sustitución del mismo no permite la correcta higiene de la prótesis. También se utilizará cuando el número de implantes colocados no permiten otra solución. Este tipo de prótesis, a diferencia de las anteriores, es removible (de quita y pon) y sirve para sustituir todos o casi todos los dientes de una arcada. Se colocan de 2 a 4 implantes, y sobre estos una barra colada que ayuda a sujetar la dentadura de resina. En otras ocasiones, en vez de una barra metálica, se coloca un anclaje (atache) individualmente sobre cada implante para sujetar la dentadura.

 

Métodos de fabricación de la prótesis sobre implantes

Las estructuras metálicas que se colocan sobre los implantes y que soportan las prótesis tienen una importancia fundamental a la hora de garantizar su resultado a largo plazo. Las estructuras tienen que descansar sobre los implantes sin transmitir tensiones en los mismos. Para poder conseguir este objetivo estamos aplicando tecnologías CAD/CAM, que nos permiten diseñar y fabricar las estructuras mediante ordenador consiguiendo con ello ajustes que se miden en micras.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Alfonso Rodriguez De Gea