Perder el miedo al Dentista con la Sedación

La sedación dental consciente surge ante la necesidad de la Odontología de dar confort al paciente ante los nuevos tratamientos dentales cada vez más complejos y de mayor duración (como los implantes dentales). La sedación dental es una combinación de unos medicamentos que nos ayudan a relajar (un sedante) y bloquear el dolor (un anestésico). Durante la sedación el paciente permanece despierto pero en un estado de relajación importante. Esta técnica anestésica le permite recuperarse rápidamente y volver a sus actividades cotidianas poco después del procedimiento.

 

La sedación consciente es utilizada para pacientes con fobia al dentista y también es muy oportuna para pacientes con poca disponibilidad de tiempo, ya que se eliminan drásticamente el número de sesiones que serian necesarias para tratamientos de implantología dental. Mediante los implantes dentales con sedación hemos creado una atmósfera relajada y absolutamente calma en la que usted puede sentirse tranquilo para hablar y explicar sus necesidades dentales con nuestro equipo médico-auxiliar. 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Alfonso Rodriguez De Gea